Reseña “de patrulla con Filípides” por Troa Librerías

El autor se expresa de modo sincero y espontáneo, tanto al manifestar su vocación de entrega al servicio del orden público, como en el apego a la familia y al deporte. Los enfrentamientos con delincuentes y la actitud de los jueces que, a veces, interpretan la ley de un modo que protege más a quien la quebranta que a sus defensores, forman el entramado testimonial de su relato. Desde una perspectiva más privada, el agente cuenta cómo la tensión provocada por el contacto habitual con el riesgo, la violencia y el sufrimiento ajenos, se compensan gracias al cariño de su mujer y de sus dos hijos y a la liberación emocional que le supone el constante entrenamiento deportivo. Ambos enfoques narrativos quedan bien reflejados para dar una imagen realista de una vida guiada por un claro afán de superación, dentro de un margen de posibilidades objetivamente medido y valorado. J. R. González (Cartagena, 1973) como escritor improvisado, no aspira a lograr mayores niveles estéticos, sino que su estilo se mueve dentro del ámbito coloquial, incluyendo expresiones vulgares habituales en el trato de los policías con delincuentes. Sin embargo, el autor escribe para compartir lo que él denomina “espíritu González” con lectores a quienes su modo de entender la vida pueda ayudar a sobrellevar las dificultades de la suya propia de un modo más satisfactorio.

Troa Librerías.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *