Agradecimientos por la tercera edición

Hace unos días leí una frase que me fascinó y que enseguida hice mía: “Tal vez el mejor adorno de Navidad sea una gran sonrisa”.
Se acaba un año mágico para mí, y que mejor que regalaros la mejor de mis sonrisas para que adornéis vuestras navidades.
La tercera edición en papel “de patrulla con Filípides” incluye un capítulo nuevo. En lo personal estoy a punto de finiquitar un año excepcional, un año donde he podido disfrutar de una experiencia desconocida hasta ahora en mi vida . Si 2012 fue el año que me convertí en escritor de un libro publicado, este 2013 que finaliza ha sido el año que he “descubierto a mí mismo”, que he desarrollado mis posibilidades de llegar a la gente, sin secretos ni tapujos, las mismas que he compartido con una única intención, mejorar y encauzar el ánimo y la motivación de mis lectores y seguidores. La confianza en uno mismo es fundamental. Si no crees en ti, difícilmente convencerás a los demás. Si la acompañamos de trabajo, esfuerzo, constancia, dedicación y un poquito de paciencia tenemos el cocktail perfecto que nos llevará al éxito.

Os debía un capítulo de agradecimientos. Muchas personas han contribuido a que este año fuera así. No las podría nombrar a todas porque necesitaría, no un capítulo, sino un libro entero para agradecer tanto cariño y tantos detalles. Agradecer por supuesto los conocimientos que me habéis transmitido, porque yo también aprendo de cada uno de mis lectores o seguidores. Mi espíritu consiste precisamente en eso, en ir superándome día a día y que vosotros estéis ahí para superarse conmigo.

Agradecimientos por la tercera edición

En esta tercera edición quisiera tener una mención especial para todos aquellos opositores a policía que luchan por alcanzar su sueños y han encontrado en este libro un brazo de fuerza y motivación donde agarrarse, sirviéndole de guía, y comprendiendo que la esperanza, con trabajo, constancia y dedicación, es sinónimo de realidad. Bajo la certeza de que un día la puerta se abrirá para ellos. Nunca, nunca, debe dejarse atrapar por el desanimo, ni bajar la guardia, porque lo único que conseguirán es entorpecer o ralentizar el objetivo.
Quiero agradecer a todas las personas que me han ayudado a hacer este libro más grande. A todos aquellos amigos que me han abierto la puerta de sus ciudades para presentar “de patrulla con Filípides”.
A Pablo Sánchez Carmenado y los drinkingrunners, a Luis Blanco presentador del programa preferido de los corredores populares “a tu ritmo” de Vinilo FM, al escritor Javier Serrano y Cristina Mitre por darme la oportunidad de presentar el libro en el Hotel Villa de la Reina de la Gran Vía de Madrid, en directo por las Ondas para todos los radioyentes del mundo, cuando prácticamente estábamos empezando, y sobre todo por dejarme participar en un proyecto tan bonito como fue ayudar a paliar el hambre en el mundo. Proyecto, el de recorrer kilómetros para canjear por alimentos, que fue y está siendo todo un éxito con gran repercusión a nivel social. En la primera fase, camino de la Maratón de Madrid, el equipo recaudó casi 7.000 kilos de alimentos. En estos momentos ya está en marcha una segunda fase.
Por supuesto, agradecer al Señor Esteban Sanz, propietario de una de las Librerías especializadas en deporte más importantes de Europa, Librería Deportiva Esteban Sanz, por ofrecerme su casa para firmar “de patrulla con Filípides” durante la pasada Feria del Libro de Madrid, siendo esta una tarde difícil de olvidar para mí por el cariño que recibí de las amigas y amigos madrileños. Aquel día hicimos piña, aquella tarde desenmascaré mi error, cuando por fin descubrí que todo esto no era un simple sueño de fantasías y letras. Que estaba bien despierto y era real. Considerado autor novel revelación de libros de running en Feria del Libro de Madrid 2013, la empresa Mercados Torre Pacheco apostó en mí y empezó a colaborar con Espíritu González mediante el patrocinio de unas pulseras. Hoy, esta empresa y yo navegamos juntos. Les estoy tremendamente agradecido porque me han dado un impulso para subir un poco más alto, y desde las alturas se ve todo más bonito, aún apoyando los pies en el suelo, que por cierto eso nunca dejará de ser así.
Gracias a la Librería Luces de Málaga y a El Corte Inglés de Pamplona. A los paisanos de estas dos ciudades que abarrotaron ambas presentaciones. A Salvador Moreno, “el loco que corre”, a Rubén Lirio, a la Marea Naranja de Málaga, a Alex Uriarte, a Roberto Sanz, a Guillermo, al Gimnasio Urbanitas Center de Pamplona. A Manuel Acosta y a Roberto Carlos Navarro por su colaboración y consejos, siempre sabios. A la empresa Terralogía, gracias a ésta “Espíritu González” y estos libros corren y vuelan por el mundo. Tal vez, cuando hayas leído el libro lo hayamos presentado en El Corte Inglés de Barcelona. Eso debe ocurrir o habrá ocurrido un 30 de enero del 2014. Y no acabará aquí.

No ha pasado un año desde aquel día de diciembre que vio la luz esta aventura. En este tiempo he corrido dos maratones más, Sevilla y Madrid. Justo en estos momentos, cuando estaba apunto de afrontar un reto todavía más grande, correr dos maratones en dos semanas, he vuelto a saborear el gusto amargo de las lesiones. No es grave pero no podré correr las maratones de Murcia y Valencia que tantos meses llevaba preparando. Me refugio en la familia, la literatura y en todas las experiencias que he adquirido este año para no caer en el desanimo. Las lesiones hay que tratarlas y respetarlas, luego te hacen más fuerte. Algún día yo seré viejo y me gustará poder correr cuando llegue ese día.

A todos aquellos lectores que bombardean las redes sociales recomendando el libro. Al que obliga a su familiar a leerlo porque le ha impactado. Al que, tras leerlo, ha ido corriendo a comprarse unas zapatillas para correr. Al que ha cambiado su opinión sobre la policía y lo ha manifestado en público, incluso al que se lo ha quedado para sus adentros. Al que reclama volver a leerme pronto. A todos, “todos” los lectores, gracias por compartir mi espíritu.

Un día mientras corría decidí escribir un libro que ya va por su tercera edición.

Cartagena, a 31 de octubre de 2013

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *