fbpx

Para todos los opositores a Policía que han cumplido su sueño y para los que lo van a cumplir en las próximas promociones. Para ti

Podría empezar contando que estoy en una nube porque en un momento se me ha llenado el WhatsApp, y en general, todas las redes sociales, de Aptos. Y si os digo que mientras los leía también se me han llenado los ojos de lágrimas… ¡Qué alegría! ¡Ávila se llenará de pulseras 42195m-Policía! Han aprobado muchos de los míos, pero que muchos… Compañeras y compañeros por los que aposté y que hoy comparten conmigo su enhorabuena y con ella la alegría más grande. Pero también los hay que han tropezado hoy, y a lo largo del proceso. La entrevista fue un trago muy duro para algunos; compañeros que no encontraban explicación y que recurrían a mí para que se la diera. Ciertamente, y mojándome un poco, creo que en esta oposición hay quienes se han quedado fuera por tener algo de mala suerte. Pero los que me seguís, sabéis que no creo en la suerte para conseguir un sueño a largo plazo. Por tanto, hay que levantarse, y hay que levantarse ya, si no hoy, mañana o pasado, o la semana que viene, pero hay que hacerlo. No podéis dejar que los que vienen fuertes por detrás os adelanten porque estáis llorando detrás de una esquina. ¡Cojones! ¡Vais a ser policías!, y sí, los policías lloramos como el resto de los humanos, pero si algo nos distingue es que siempre tiramos para adelante. Y vosotros lo vais a hacer. Y vosotros lo vais a conseguir en la próxima promoción. Hay sitio para todos los que…

Lo vais a entender ahora:

Me va de lujo. Tengo una familia maravillosa; los trabajos que me gustan: policía y escritor que comparte sueños (cómo mola, ¿no?); creo que una buena casa; dos coches, el último de ellos ni en mis tiempos mozos lo hubiera soñado; aunque no puedo correr, sí que puedo montar en bici (hasta he formado el Team Del sueño a la meta); y más de 20 mil seguidores entre todas las redes sociales con los que puedo compartir mis emociones cada día. Por lo demás, no soy una persona con muchos caprichos. Tampoco tengo gran cantidad de amigos, más bien los justos. Sí que tengo muy buenos compañeros de los que me siento orgulloso, seguramente, tú que estés leyendo esto, seas uno de ellos.

Para algunos de mis seguidores, lo sé porque ellos mismos me lo han contado, soy el prototipo de hombre al que le gustaría llegar a ser. Y yo les animo, a que lo sean, porque no es tan difícil. No, no lo es, pero siempre y cuando sean capaces de someterse a un ritmo de vida duro y vertiginoso, casi extremo. Amigas y amigos, aquí nadie regala nada. Como en vuestra oposición, aquí hay que creer mucho en uno mismo, tener mucha fe de que los sueños se puede cumplir, esforzarse, ser CONSTANTE, tener paciencia y tratar de disfrutar como se pueda el camino. Y yo, sin ser ningún máquina, los intento cumplir todos, y para ello me esfuerzo mucho más de lo que otros lo hacen, y hay días que ni duermo, porque tengo una meta: ayudar a los opositores a cumplir sus sueños. Y lo estoy consiguiendo, y no voy a parar hasta que lo consigan todos los que como yo, cumplan con los requisitos. Créanme, recompensa con creces tanto esfuerzo. Y eso que, hay días que me acuesto muy triste porque no he podido ver a mis hijos al pasarme el día delante de un ordenador o del smartphone… Y ellos crecen muy rápidos, y a veces pienso que me lo estoy perdiendo.

Aunque luego siempre están los que dicen que me estoy forrando a cuenta de los opositores (ayer nos salió un nuevo amigo en Twitter). Mirad: lo que yo gano es algo que solo me interesa a mí y a mi familia, a mi personal de confianza, a mi asesoría y al Ministerio de Hacienda. Lo que sí os aseguro, es que por mucho dinero que pudiera ganar, es ridículo con lo que siento cuando un opositor me cuenta que leer De patrulla con Filípides o Del sueño a la meta le ha servido para no abandonar y cumplir sus sueños  —Espíritu, ya soy policía, gracias por todo lo que haces— y mi respuesta —gracias a ti por hacerme tan feliz—.(LLevo recibiendo durante tres años muchos de estos mensajes, hoy más que nunca). O cuando un lector de mi último libro Entre superhéroes, la historia del policía Edu Balboa y sus amigos los pelones, nos habla que después de leerlo ha decidido hacerse donante de médula. Quizás esa médula un día pueda salvar la vida de una persona. Y cuando eso ocurra, hasta para mí será difícil expresar lo que se siente. De todas formas, si a pesar de todo, alguien sigue pensando que me estoy haciendo de oro (económicamente), les animo a que hagan lo mismo. Que no sean tontos y no desperdicien la oportunidad. Yo mientras tanto seguiré siendo policía.

1299 nuevos compañeros hoy han cumplido su sueño y acaban así la “penúltima” oposición más dura de su vida. Es difícil decir un número aproximado de cuántos de ellos han leído mis libros, me siguen en Twitter, Instagram, Facebook o Youtube, o han estado en algunas de mis presentaciones o charlas en academias. No sé, tal vez ¿300, 500…? tal vez ¿el doble?, tal vez casi todos hayan leído alguna vez algo de mí, o tal vez no. Tal vez también esté entre ese número de nuevos compañeros alguno al que un servidor no le haga tanta gracia. La viña del señor es muy grande.

Pero mi oposición sigue, no ha hecho nada más que empezar. Yo seguiré con mi ritmo de vida, esforzándome cada día como el que más, para ayudar a los que se han quedado en el camino. Y seguiré escribiendo, ya preparo un nuevo libro, y seguiré llenando las maletas de sueños mientras recorro España para animarte en persona. Y lo seguiré haciendo, a pesar de que como os decía haya días que no pueda ver a mis hijos, porque las lágrimas que me están cayendo ahora por el rostro leyendo tantos agradecimientos por tantos aptos, son la gasolina más grande. La gasolina que me llena de fuerzas, la gasolina más pura y más bella, la gasolina de mi motivación.

Allá donde esté mi madre, seguro que abrazándome, se sentirá orgullosa de su pequeño. Como lo está mi pequeño de su papá. Aquí lo tengo ahora mismo sobre mí, preocupado porque me ve llorando, pero hoy no me pienso separar de mis vidas. Ahora le explicaré que estoy llorando porque muchos de los lectores que lo conocieron a él leyendo unos libros, hoy han cumplido sus sueños. ENHORABUENA.

Hazte con los libros dedicados y pulseras, o sígueme en las redes sociales pinchando sobre cada foto. Te ayudaré a cumplir tus sueños.

nuevas pulseras-espiritu gonzalez-del sueno a la meta-policia instagram images entre superheroeslibro_guardiaimages

6 Comentarios

  1. Opositor-cnp-2011

    Javier, es usted el tío más grande que pisa la tierra. Gracias y mil gracias por ayudarme tanto. Mi apto es suyo. Puedo decir bien grande que usted me ayudó a conseguir mi sueño. Ahora le escribiré por privado para que sepa quién soy.

    Responder
    1. Espíritu González (Publicaciones Autor)

      Al contrario, soy yo quien debe darte las gracias por compartir conmigo esta carrera tan bonita en la que hoy has llegado a la meta. Enhorabuena compañero. En cuanto pueda te contestaré el email como te mereces.

      Responder
  2. Lucas

    Javi, soy uno de esos aptos a los que tanto le ayudó Del sueño a la meta. Hoy he alcanzado la mía, y esta es parte tuya. Un abrazo compañero. Como me dijiste en tu dedicatoria, nos vemos en la meta!

    Responder
  3. Jorge

    Gracias por apoyarnos día y noche en nuestro sueños. Lo conseguiremos. Excelentes libros, Espíritu!

    Responder
  4. Ávila_del sueño a la meta

    Leí esto ayer pero la emoción por haber logrado por fin mi sueño no me dejaba escribir. Ahora ya más tranquilo quiero darte las gracias por haberme apoyado en mis momentos más duros, por haber escrito los libros más maravillosos que he leído en mi vida. Soy fan tuyo y de tus libros, lo soy y lo seré el resto de mi vida. Tu pulsera ha estado conmigo durante la oposición y se viene conmigo a Ávila. Muchísimas gracias. Nos conocimos en San Fernando. Por privado te digo mi nombre.

    Responder
  5. XatiNNa

    Llevo dos días con el apto y no consigo quitarme la sonrisa. A los compis que vienen detrás decirles que valdrá la pena todo el esfuerzo por vivir esto que vivimos los 1299 hoy. A ti Javier… gracias porque sin ti muchos lo habríamos dejado ya.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Todos los libros de oferta
Dedicados y con pulseras de regalo
x